Alejandro Lerner: “Mi vida es mi familia”

Alejandro Lerner: “Mi vida es mi familia”

Por 23/02/2013 16:07

“Nada de andárselas con chiquitas; si vas a soñar que sea a lo grande”. Ése es el concepto del último disco de Alejandro Lerner “Sueños de elefante”, el más autorreferencial de su carrera, el que estará en las bateas desde mediados de año y el primero que lo encuentra en esta nueva etapa, en la que el padre y el marido superaron al artista. “Nada de lo que me pueda pasar en mi carrera podría opacar mi felicidad”, confió el músico que siente que ya no puede vivir sin sus mujeres.

Ellas son Luna, de 3 años, y Marcela García Ibáñez, con quien se casó en secreto y a quien conoció en un gimnasio por casualidad. Pero ambos revelaron, en diferentes oportunidades, que “estaban unidos desde antes” por esos hilos del destino que se empiezan a tejer sin que uno se dé cuenta. La mamá de ella estudiaba con el mismo profesor que él. Vivían muy cerca.

Ella escuchaba a Sandra Mihanovich, y las canciones que más le gustaban eran las que había escrito él. Ella es cantante de jazz y era parte de la big band de Juan Carlos Cirigliano, maestro de técnica y armonía de Lerner. ¡Y se conocieron en un gimnasio! En fin, esto le cambió la vida al músico.

Atrás quedaron aquellos recuerdos adolescentes en los que él y Andrés Calamaro cargaban los instrumentos en un Citroën 2CV y ponían primera para hacerse escuchar. “Ahora mi vida es mi familia y la música. De hecho ‘Sueños de elefante’ está impregnado de ellas, de mi etapa de papá. Es un disco con muy buena onda, que lo hice con alegría.

Tiene canciones rockeras y pop. Es el álbum que gesté mientras mi esposa gestaba a mi hija; mientras la descubría a ella como madre, cuando empezábamos a ser tres. Siempre con la compañía incondicional de Marcela, que me banca en todas”, dijo el mismo hombre que en  2007 lanzó su decimonoveno disco, “Enojado”. “Ésa es otra etapa. Yo realmente estaba enojado, es más virulento, más rockero”. Los tiempos cambian…

El nombre del material que Lerner adelantará en la provincia esta noche también está relacionado con su historia. Él y su esposa, mientras deseaban que llegara un bebé, viajaron a Hong Kong, Nepal y Tailandia. “En un recorrido por la selva de Tailandia vimos en la ruta carteles de tránsito, como los que hay acá para avisar que hay animales sueltos pero con elefantes. Le tomé una foto y desde ahí quedó esto de soñar a lo grande”.

Lerner es un hombre que entiende perfectamente de qué se trata eso de sueños gigantes (propios y ajenos). Es jurado del reality de talentos “Soñando por cantar”, junto a Patricia Sosa, Valeria Lynch y Oscar Mediavilla.

“Es muy satisfactorio poder llevar mi trayectoria con la música (y mis miles de millas recorridas) a los jóvenes, a los que están empezando. Está muy bueno tener experiencias nuevas. Es un programa con el que me siento identificado. Hay que hacer una devolución acertada; es un desafío”, deslizó el compositor que hace casi 40 años emprendió un viaje sin retorno y que ahora está cumpliendo 30 años, las bodas de perla, como solista.

Lerner tenía sólo 16 años cuando sonó el teléfono para él. Era Raúl Porchetto. Lo invitaba a formar parte del grupo Reino De Munt. Desde entonces no paró de cantar.

Y lo dice así: “Siempre supe que quería ser músico. Nunca dudé de mi vocación. Desde chiquito escuchaba a Los Beatles; también tuve mucha influencia de Jimi Hendrix, de Elton John, de Green Day. ¿Sabés? Si no hubiera sido músico hubiera sido fisicoculturista”. ¡¿Qué?!, fue la pregunta obligada antes de escucharlo reír.

¿Qué lo trae por aquí?

Alejandro Lerner estuvo en la provincia el 15 de febrero, en la presentación de las doce candidatas a Reina de la Vendimia de Capital. Hoy vuelve. Actúa en la segunda noche del espectáculo “Ciudad, mujer maravillosa”. La cita es a las 21.30, en la Plaza Independencia con entrada libre y gratuita.

“Me parece genial que espectáculos de este nivel se ofrezcan de forma gratuita y que esté al alcance de gran cantidad de gente. Vamos a estar haciendo algo parecido a lo que presentamos para celebrar los 30 años de carrera. Por supuesto, va a haber algo de ‘Sueños de elefante’ y la proyección de videos. Queremos que la gente la pase bien”, deslizó.

Casi al final de la entrevista, desliza que para poder actuar en Mendoza tuvo que viajar a las cuatro de la mañana, tras la grabación de “Soñando por cantar”. Y que lo hizo junto a su pequeña hija y su mujer.

Se escucha, justo entonces, una voz de una nena. “¡Qué dulzura! ¿estás con tu hija?”, los roles se invirtieron; el que pregunta es él. Con entusiasmo, con su carisma habitual, completa la idea: “Yo amo estar con los chicos y trabajar con su compañía. Desde que nació mi hija la llevo a todos lados; viajamos los tres. Forma parte de una familia de artistas y de a poco se ha ido acostumbrando a nuestras vidas”.

 

Fuente: Los Andes Online

Participa

Comparte o comenta el arículo