Color, alegría y largas colas en la venta de entradas para Vendimia

Color, alegría y largas colas en la venta de entradas para Vendimia

Por 18/02/2013 17:11

Anuncios

Esta mañana a las 10 largó la venta de entradas de Vendimia y Pablo Perri, el hombre que fue el primero en llegar y acampa desde el miércoles para conseguir su lugar, tuvo sus entradas y se sacó la foto del momento con la ministra de Cultura, Marizul Ibáñez.

Hasta el momento la espera se desarrolla sin incidentes.

Es más: hay música, alegría, mate, mucha charla y bastante de folclore local en torno a la fiesta mayor de los mendocinos. Como ha ocurrido en otras ocasiones y para amenizar la espera, anoche los “coleros” se dedicaron a elegir a la “Reina del público” entre 18 candidatas, en un escenario especial montado gracias a la gestión de las autoridades de Cultura, que también llevaron el Cinemóvil el sábado a la noche a los agradecidos mendocinos que estaban allí.

Desde la semana pasada

El primero en llegar al Hipódromo en Godoy Cruz fue Pablo Perri, oriundo de San Martín. El joven de 29 años se instaló en el predio el miércoles por la tarde y pasó la primera noche en su auto. “Golpeé la puerta de los vecinos y les dije que venía a comprar entradas de la Vendimia en el Hipódromo y que iba a estar por acá, así no se asustaban ni llamaban a la policía”, dijo Perri a Los Andes, luego de levantarse de una siesta que durmió en una pequeña carpa que instaló en el lugar.

Él es escenógrafo, egresado de la UNCuyo, y este año su objetivo es asistir a las cuatro noches.
“A mí me sirve mucho presenciar en vivo y en directo el espectáculo porque voy aprendiendo. Quiero ser director de Vendimia. Para mí esto es una pasión, por eso también ya he ido a todas las fiestas departamentales y no me pierdo ningún Acto Central desde que tengo ocho años”, indicó Perri.

A los amantes de la Vendimia no les importa “hacer guardia” con tanto tiempo de anticipación. Cuentan que para el fin de semana ya tienen programados varios juegos, concursos y hasta bailes. Desde la edición anterior, comenzaron a realizar su propia elección de Reinas, en la que, según precisaron, no se hace distinción de edad.

“Es para que todas las mujeres que tuvieron el sueño de participar de una elección puedan cumplirlo acá”, sostuvo Roxana Salinas, que llegó ayer a la tarde a ocupar un lugar que le guardó Perri, con el que se conocen de tanto esperar por una entrada para el teatro griego.
También estaba Brian, el hijo de Claudia Lucero, quien ya pasó a la historia por ocupar por años el primer lugar en la cola. “Pasamos (por el Hipódromo) el lunes y como no vimos a nadie no nos quedamos. Decidimos venir hoy (por ayer) y como ya había gente, me quedé”, dijo el joven que guardará un sitio a su madre hasta que se abra la venta.

El grupo de amigos desplegó todo su equipo de heladeras, luces, garrafas y comida para pasar un fin de semana de campamento.

Junto a ellos también estaba Clelia Alcaraz, de Godoy Cruz, quien reconoció que siempre hace entre tres y cuatro días de cola. “Nos vamos turnando con mi familia. A la noche se quedan mis sobrinas y luego por la mañana tomamos la posta mi mamá y yo. Esto me gusta, me nace. Es una tradición”, confió.

 

Fuente: Los Andes Online

Participa

Comparte o comenta el arículo