Entrevista a Walter Neira en visperas del Acto Central

Entrevista a Walter Neira en visperas del Acto Central

Por 25/02/2011 12:39

Anuncios

Bajo un formato de documental,”Los rostros de la Vendimia” promete un sinnúmero de atracciones e innovaciones que ameritan las osadías de su director Walter Neira. Se tratará de mostrar el trabajo que se produce detrás de escena y el de mucha gente que hizo y hace la fiesta de todos los mendocinos año tras año.


En palabras del director “…las costureras llevan 30 o 40 años cosiendo, cuando se les explicó que iban a ser representadas en la fiesta estaban felices, es un homenaje a su trabajo”. Este es un claro ejemplo de algunos de los rostros que pasarán a dejar el anonimato a ser, luego de 75 años, reconocidos.

Walter Neira visualiza su fiesta en una línea intermedia entre las anteriores “Tierra mágica”, (2006) y “Cosecha de esperanza” (2009), en la del 2011, procura mostrar el arduo trabajo de preproducción. Movido por investigar un hecho histórico generó la producción y dirección del evento vendimial. La recopilación del material se ha basado fundamentalmente en contactar a todos aquellos que participaron en fiestas anteriores, lo cual produjo en su director una sorpresa insoslayable al copilar información y recibir cartas de familiares directos de muchos pioneros en la realización de nuestra fiesta nacional.

La Vendimia de los rostros, nos promete un toque de originalidad en la musicalización, “…hay canciones hechas para esta fiesta y un gran porcentaje, casi el 90% de música en vivo” , uno de los atractivos más importantes que hará vibrar y sentir al teatro griego. Otro de los elementos destacables es el componente narrativo, en el que la faceta documental del argumento traerá a narradores vivientes en escena.

Más allá de su espíritu innovador, y sin ser obsecuente al tradicionalismo, Neira invoca a la esperanza, al cambio y a las vivencias del día a día de nuestro pueblo mendocino “Ningún mendocino debe perderse ninguna fiesta, porque en la fiesta hablamos de nosotros, de la gente, de la situación que se vive, por eso esta fiesta es muy esperanzadora, porque yo creo que en la calle, en el ambiente, en los artistas, hay una cuestión de esperanza, de que las cosas van a cambiar o que ya están cambiando.”

Su mayor impaciencia es poder algún día hacer una fiesta donde lo plástico y lo visual cambie rotundamente, utilizar el espacio de otra manera y así vivenciar el gran acto de otra forma. Para este director, lo principalmente innovador es el vivo, “Si la fiesta de la vendimia la queremos tener viva, la tenemos que tener en vivo”.

Fuente: Mendoza Opina

Participa

Comparte o comenta el arículo