La Filarmónica y 13 coros en la Bendición de los Frutos

La Filarmónica y 13 coros en la Bendición de los Frutos

Por 18/02/2013 17:00

Anuncios

Esa suerte de fusión entre popular y religioso es, tal vez, lo que más atrae a los mendocinos que asisten cada febrero a presenciar la Bendición de los Frutos. Esta celebración que, como ya es tradición, sirve para inaugurar de manera oficial los festejos vendimiales. Tendrá lugar el próximo domingo en el Prado Gaucho a las 21.30 bajo el título de “Canto de amor para las cosechas” (guión creado por Gloria Bratschi). La edición 2013 del litúrgico festejo ha sido ideada para homenajear a los cosechadores. Al igual que el año pasado habrá una masa coral (dirigida por Ricardo Portillo) que será la encargada de cantar un repertorio que contará con 13 obras.

Pero, para esta ocasión, la gran novedad es que además de 13 coros mendocinos, la Bendición de los Frutos contará con la presencia de la Orquesta Filarmónica de Mendoza, dirigida por Ligia Amadio. “Empezamos a trabajar a mediados de diciembre, y toda la selección de textos y música que hemos hecho ha sido pensando en el cosechador. Es él la columna vertebral de todas las escenas que componen el guión. Incluso los bailarines van a estar vestidos de cosechadores”, explicó Alejandro Scarpetta, director General de la puesta que fusiona a músicos mendocinos de todos los géneros.

Escenario con sorpresas

Además de las 18 reinas departamentales que siempre forman parte del espectáculo, en esta oportunidad la celebración tendrá un despliegue de artistas bastante mayor al del año pasado. Comenzando, claro está, por la participación de la Filarmónica que está integrada por más de 40 instrumentistas. Por eso, el escenario que se construirá -durante esta semana- será tres veces mayor al anterior.

“Son casi 800 metros cuadrados de escenario. En comparación es como casi la mitad del que estamos haciendo para el Acto Central en el Frank Romero Day. Fue Alejandro (Scarpetta) quien pidió este tipo de estructura ya que la idea del gobernador Francisco Pérez es que sea muy imponente. Habrá una cruz muy importante y varias sorpresas más”, remarcó sin dar más detalles el arquitecto Víctor Carrión, que además está trabajando para el escenario de “Teatro Mágico de Piedra y Vino”.

Sobre este imponente espacio se ubicarán también los coros, que son: Amicana, Nuevas Voces, Cantapueblo, Ciudad de Mendoza, Universidad del Aconcagua, Jóvenes de la UNCuyo, Club Regatas, Coradictos, Ethos, Niños Cantores de Mendoza, Niños de la Municipalidad de Ciudad, Niños de la Municipalidad de Guaymallén y Niños de la UNCuyo. Y a esta sonoridad vocal se sumarán: la solista Griselda López Zalba, el dúo Oyarzábal-Navarro y el grupo folclórico Bendición, liderado por Carlos Méndez. Es decir, un total de más de 400 voces entre adultos y niños.  Las coreografías, que desarrollarán unos 20 bailarines de los ballets Bendición y Folclórico Guay-Pikanta, fueron diseñadas por la profesora Cristina Castro.

Así, a pesar de que hace ya dos semanas que las agrupaciones vocales se reúnen a ensayar casi todos los días, es complejo (según explican quienes entienden de música) lograr que en menos de un mes se amalgamen tanta cantidad -y diversidad- de voces. Aunque, por supuesto, no imposible. “Es una experiencia enriquecedora e interesante y es un reto, pero también una instancia para pasarla muy bien. Más allá del desafío que significa armar en poco tiempo todo, se disfruta mucho la previa y la noche del espectáculo”, aseguró el maestro Portillo.

El rol de los coros

Es que según el director, que el año pasado también tuvo a su cargo la parte orquestal, es muy importante la participación de los coros en la celebración religiosa de Vendimia. “Si bien históricamente se ha pedido la colaboración de los coros para esta fiesta, esto de darles un rol protagónico es algo totalmente novedoso. Significa un reconocimiento a los coros por parte de una gestión de gobierno. Después de la experiencia del año pasado todo el mundo quedó fascinado, así que para éste hay muchas expectativas”, señaló Portillo, que también dirige el coro municipal de Capital.

Y, como se trata de una bendición, el eje central de la celebración es el de siempre: la presencia de la Virgen de la Carrodilla, que tal cual detalla el guión “fue coronada en 1938 como la patrona celestial de los viñedos. Desde entonces, protege siempre el laborioso espíritu  de esta provincia, sus siembras, sus frutos”. Entonces, luego de que el mega ensamble musical interprete la versión de la “Virgen de la Carrodilla” (del arreglador Ricardo Mansilla), el nuevo arzobispo Carlos María Franzini procederá a bendecir cada uno de los frutos. Junto a ello brindará para mendocinos y turistas su mensaje de fe y esperanza.

Para cerrar el acto, del que se prevé una duración de al menos una hora y media, se procederá al  golpe de reja. Con transmisión en vivo por los canales abiertos de televisión de la provincia (7 y 9) el gobernador Pérez propinará tres golpes en la reja del arado para anunciar un nuevo año de Vendimia.

 

Fuente: Los Andes Online

Participa

Comparte o comenta el arículo