Paula de Lucca es la nueva Reina de San Rafael

Paula de Lucca es la nueva Reina de San Rafael

Por 12/02/2012 14:45

San Rafael coronó en los primeros minutos de hoy su nueva reina vendimial. La soberana se llama Paula De Lucca y obtuvo el cetro departamental al ganar la elección que fue el broche de la fiesta Racimo de sueños, realizada en el anfiteatro Chacho Santa Cruz, ubicado en el corazón del parque Hipólito Yrigoyen.

Fotografía: Agencia CNC

Fotografía Agencia CNC

La nueva reina tiene 20 años y cruzada en el pecho llevó la banda del distrito de Las Paredes. Ahora llevará la de San Rafael en el acto central a realizarse en el anfiteatro Frank Romero Day en representación de todo el departamento.

La flamante reina está en cuarto año de la carrera de Ciencias Económicas. Se impuso por más de 100 votos a Sofía Muñoz, que representó a Cuadro Benegas. Tercera (y nueva reina de la ganadería) fue Carla Denita, de Las Malvinas. Todas fueran saludadas por las casi 10.000 personas que asistieron a la velada.

El director artístico de Racimo de sueños fue Oscar Cruz, hacedor cultural que concretó anoche su novena fiesta departamental de San Rafael.  Cristian Peláez fue el director general.

El equipo se completó con Mariano Cano como asistente de dirección, Adriana Vázquez en el guión y producción ejecutiva, Andrea Ramos en coreografía general, Sebastián Iriarte y Diego García como jefes técnicos, Raúl Morando como asistente técnico, Hugo Mur como responsable de escenografía, Sergio Juárez y Mónica López en utilería mayor y Vanina Fernández como autora de las letras originales.

En cuanto a los bailarines y artistas  que llevaron adelante el espectáculo, la gran mayoría fueron elegidos en un casting, de esa selección surgieron 120, en tanto que sumando a los invitados y delegaciones que quisieron participar de alguna manera del espectáculo, como una de Chile, participaron en total unos 200 artistas.

El espectáculo rescató la integración desde diferentes ángulos. Así, se usó el racimo como simbolismo.

El escenario estuvo inspirado en la silueta del racimo y contuvo los elementos que hacen posible su vida, ya que son su alimento: el agua, la tierra y el sol. Las banderas de San Rafael, de Mendoza, Argentina y latinoamericana tuvieron su protagonismo, al igual que las reinas distritales y la saliente, Celina Tapia, quien bailó una cueca en homenaje al pueblo.

La fiesta tuvo un bloque cuyano muy fuerte, con cuecas, gatos, tonada y refalosa que recordaron las raíces cuyanas en el racimo mendocino.

El cierre, con música original de Vanina Fernández, fue una invitación a cumplir sueños, sin olvidar a aquellos que estuvieron antes y que hicieron posible el presente. Fue un cuadro muy fuerte desde lo emotivo, con todos los artistas en escena, con malambo, luces y demás.

Todos los cuadros fueron muy coloridos, desde el cuidado en la iluminación hasta las cajas lumínicas y el vestuario, además de las figuras coreográficas.
La fiesta fue hecha con la idea de que todo el público, tanto el que estuvo en el anfiteatro como el que la vio por la televisión, la entendiera. Fueron tres actos que tuvieron la simplicidad como objetivo y virtud.

Fuente: Diario Uno

Participa

Comparte o comenta el arículo