Quiere dejar su huella en la Fiesta de la Vendimia

Quiere dejar su huella en la Fiesta de la Vendimia

Por 16/02/2014 13:49

Anuncios

Formado en la escuela teatral de Ernesto Suárez, fogoneado dentro de las Vendimias que hizo Vilma Rúpolo y alimentado de su propia experiencia en el cine, la TV y las tablas, el director de actores de la Vendimia 2014, Guillermo García (34), intentará dejar su huella en Sinfonía iluminada de gloria con una participación distinta de los 212 actores convocados.

A las habituales intervenciones de los actores como objetos (uvas, parras, etcétera) García sumará la conjugación de escenas teatrales y coreográficas que relaten de otra manera la fiesta. Sin dejar de lado el hecho de que la Vendimia es un género específico y que casi todas las escenas son masivas, en algunas muy puntuales el trabajo actoral cobrará mayor presencia frente a otros elementos integrados a cada cuadro.

Además de la música como gran protagonista de la puesta García tiene que recrear momentos claves de la historia mendocina ya que este año se cumplen 200 años de la gobernación de San Martín y es el centenario del monumento en el Cerro de la Gloria. Siguiendo esta premisa del guión vendimial habrá varias escenas que tendrán como protagonista a San Martín en sus diversas etapas: como comandante del ejército, gobernador de Mendoza y padre de Mercedes Tomasa. Una de estas personificaciones estará encarnada por Martín Neglia, quien ya ha adoptado al prócer como figura.

Pero San Martín no estará sino que será acompañado por otros personajes históricos de la época como las damas patricias y fray Luis Beltrán.

García tiene un equipo formado por varios compañeros de ruta en proyectos anteriores, con los cuales integrará elementos escenográficos que si bien son conocidos no han sido utilizados frecuentemente en la Fiesta de la Vendimia, como es el teatro de sombras y el aéreo.

El primero estará a cargo de Pablo Longo y el segundo de Ángel Urano. Además, lo asiste en la dirección Daniel Maya.

Para el joven director esta Vendimia representa varios desafíos, no sólo por ser su primera vez en el Acto Central sino porque la propuesta tiene varios condimentos novedosos, como es la interacción en un mismo espacio temporal de actores y bailarines folclóricos. “Este tipo de escenas no se ha hecho antes y temía que el recurso humano no entendiera la propuesta, pero por el contrario, ellos me devuelven mis escenas mucho mejores. Yo hablo con ellos de igual a igual, de una manera muy clara y la verdad es que me está dando muchas satisfacciones este trabajo”.

Precisamente, el ensayo actoral lleva más de una semana, junto con la integración con los bailarines. El lunes próximo será el turno de 52 figurantes que completarán toda la puesta teatral.

El otro desafío “es pensar detenidamente cada gesto corporal o facial, en tanto que la televisación de la Vendimia es cada vez más cercana a los actores, aun cuando el escenario es todo el teatro griego Frank Romero Day”.

 

Fuente: Diario Uno