Ya ensayan bailarines, actores y acróbatas de cara al Acto Central

Ya ensayan bailarines, actores y acróbatas de cara al Acto Central

Por 11/02/2014 15:59

Anuncios

Comenzaron esta semana los ensayos con el que bailarines, actores y acróbatas darán vida a través de sus destrezas al Acto Central de la Vendimia. Cientos de artistas provenientes de distintos departamentos asistirán después del atardecer a cuatro establecimientos de Capital para practicar los diferentes actos de Sinfonía iluminada de gloria.

El colegio técnico Pablo Nogués fue el lugar elegido para que se ejerciten los bailarines folclóricos mientras que los contemporáneos realizan sus prácticas en la escuela Arístides Villanueva, los actores lo harán en la Videla Correas y un reducido grupo de acróbatas, en el gimnasio de la calle 9 de Julio y Pellegrini.

Cerca de 400 bailarines folclóricos, 150 contemporáneos y 150 actores son los que se seguirán reuniendo hasta el 8 de marzo para aprender cada movimiento y coreografía definidos por Franco Agüero, en la realización que este año tiene a Alejandro Grigor como su director.

Muchas caras repetidas y un importante grupo de debutantes estuvieron presentes durante los primeros ensayos, con la energía a flor de piel. Mate en mano y relajando músculos, algunos de ellos revelaron perlitas de vendimias anteriores, anécdotas y romances.

Los protagonistas
Gabriela Torino (38), por ejemplo, contó que lleva 21 vendimias como bailarina y que conoció al amor de su vida durante los ensayos de 2004. “Después de compartir danzas folclóricos con Martín Pérez Bazán (30), nos enamoramos y al finalizar la fiesta nunca más volvimos a separarnos”, cuenta con una sonrisa.

Gabriela proviene de la zona Este, en donde ejerce como bibliotecaria en Junín. La acompaña a los ensayos un conjunto de amigos perteneciente a distintos elencos. Entre ellos está Emanuel Campagna, Iván Arriola, Lucas Pereira, Lucas Torres, Romina y Gisela Ortiz y Florencia Carlevaris.

Entre risas y bromas describen que las prácticas para aprender las escenas de Vendimia son inolvidables. Además explican que en este entorno de trabajo las vivencias y el compañerismo se multiplican y que para los nuevos siempre hay preparada una bienvenida sorpresa.

Gisela Sanita (22) y Adriana Guerra (43) son también dos de las mujeres que con pañuelo blanco en mano y vestido largo improvisaron pasos para calentar el cuerpo, al ritmo de una tonada, en la explanada del edificio escolar del barrio Bombal de Ciudad.

Adriana confiesa ser una madura artista de la fiesta máxima de los mendocinos y recuerda que hace 10 años pasaron por encima de ella 30 gauchos, después de caerse en una boca de entrada del escenario. “Desde ese momento tengo una lesión en la rodilla bastante importante”, señala “Soy bailarina, profesora, y trabo como monitora de los discapacitados que actúan en esta celebración provincial. Siento muchas cosas por la fiesta. Mi padre perteneció al primer grupo de malambo de Mendoza”, repara orgullosa.

Los personajes y las historias podrían multiplicarse hasta el infinito. Cerramos acá.

 

Fuente: Diario Uno