Cultura fijó el cachet vendimial en $6.553 sin acordarlo con los artistas

Cultura fijó el cachet vendimial en $6.553 sin acordarlo con los artistas

Por 04/01/2013 15:41

Anuncios

El Gobierno determinó que pagará $6.553 a cada uno de los 904 artistas elegidos para actuar en la Fiesta Nacional de la Vendimia 2013. Y las asociaciones que representan a los protagonistas del Acto Central están en plan de lucha para resistir lo que ellos entienden como una “imposición”, ya que la decisión no fue convenida.

PRE-casting.jpg_2033098437

Entre el 10 y el 25 de enero esos artistas deberán firmar los contratos respectivos si quieren ser parte de las puestas en escena de los días 2, 3, 4, y 5 de marzo. En las últimas semanas hubo reuniones de negociación y pese a que los agremiados entendían que la discusión continuaría para aproximarse a los cerca de $8.000 que ellos pedían por el trabajo, que este año suma una noche de espectáculo, además, claro, de los ensayos, Cultura decidió aplicar el procedimiento de otras ediciones instituyendo el cachet oficial y dejando el espacio abierto pero para “charlar otros detalles”. Pese a los forzados intentos de unos y otros por asegurar “el diálogo”, el frente de conflicto está abierto. La decisión de fijar el sueldo que se les pagará a los artistas sin haber firmado un acta de acuerdo no fue bien recibida en la Asociación Argentina de Actores de Mendoza, que tiene la personería gremial y por eso representa a también a músicos y bailarines.

En los primeros días de este 2013 hubo acaloradas reuniones internas entre los trabajadores por la situación y ayer hablaban de “un plan de lucha”, porque entienden que las negociaciones fueron burladas. “No hemos aceptado. Ese monto no tiene en cuenta la cuarta noche y muchos otros aspectos. El procedimiento de hacer firmar compulsivamente los contratos a los artistas antes de los ensayos es un claro mecanismo de extorsión”, entendió Rolando Moscardelli, del gremio de actores, y añadió que “este es otro desacierto de Cultura, como la contratación de traspuntes y utileros siguiendo criterios de amiguismo” (ver aparte).

En esa área del Estado sostienen que el 28 de enero, cuando comiencen en algunas escuelas mendocinas los ensayos para el espectáculo Teatro mágico de piedra y vino, los participantes deberán haber cumplido
con este trámite. “Para asegurarnos la cobertura de salud, el trámite debe haberse concretado antes de que empiece la práctica. No es nuevo este procedimiento, hace al menos tres años que el Estado fija el monto y los contratos se firman antes de arrancar”, aclaró el coordinador de Vendimia, Ricardo Morales, quien añadió que el procedimiento es “personal y estará en cada artista decidir si acepta las condiciones establecidas”.

El meollo del desacuerdo
La disyuntiva tiende a eternizarse porque los argumentos que cada año dan ambas partes van por carriles opuestos. Para el Gobierno el concepto de “artistas de Vendimia” es diferente del que asumen los propios trabajadores y de allí que la valorización de su labor se traduzca en cifras que actualmente difieren en casi $2.000. Otras veces la confrontación se tradujo en paros que impidieron el desarrollo normal de los ensayos o, por caso, en una Vendimia suspendida, como la de 2011, donde los artistas reclamaban entradas de favor y también mejoras en otras condiciones que ellos consideraban esenciales.

Desde Actores se intenta la normalización legal de la contratación temporaria eventual como la de la Fiesta de la Vendimia. “Esto está previsto en el Estatuto del Empleado Público, el que desconoce esto en realidad lo está ocultando y miente”, había dicho en noviembre  Moscardelli, quien al ser nuevamente consultado por la decisión de Cultura dijo que ellos ingresaron un expediente a la Subsecretaría de Trabajo para que la discusión entre artistas y autoridades fuera en un contexto formal “donde no haya espacio para las arbitrariedades y subjetividades”.

Esta acción no prosperó y el diálogo fue puertas adentro del edificio cultural. El jefe de gabinete de Cultura, Carlos Ábrego, había fijado una postura de la que no se alejaron: “Se negociará un salario y lo publicaremos el día del casting, al que le venga bien participará y al que no, no”.

Los músicos y bailarines acompañan la postura de la Asociación Argentina de Actores de Mendoza, que es la que tiene la personería jurídica y gremial para pararse frente al Gobierno.

Con la intención de bajar la conflictividad de la discusión, Raúl Riveros, del Movimiento Independiente de Músicos Mendocinos, entendió que los artistas “están abiertos al diálogo” y “el clima de discusión es bueno”.

Sin embargo, a tono con lo expuesto desde Actores, Riveros explicó que “no se puede hablar de cifras sueltas, los aumentos requeridos por el gremio están argumentados, porque la Vendimia tiene una forma de armarse y de ser programada muy particulares. El sueldo debe respetar la cantidad de horas de dedicación, de noches, el protagonismo de los artistas y su exposición, entre otros aspectos”.

A diferencia de quienes concursan mediante un casting, los músicos son propuestos por el staff que gana la convocatoria de Vendimia. “Este año se incrementó a 41 músicos, porque en 2012 por un error fueron sólo 15. Son los únicos que trabajan dos meses”, manifestó, aclarando que participan en la mesa de discusión y son representados por los Actores.

Utileros y traspuntes
“Hubo una reunión espontánea en la Asociación de Actores donde además del tema de los sueldos salió el enojo de muchos hacedores vendimiales porque desde el Gobierno están generando falsas expectativas. Traspuntes y utileros están siendo elegidos con criterios de amiguismo y no por su experiencia”, soltó Rolando Moscardelli, referente gremial de los artistas.

Y añadió: “Así como te inscribís para bailar o actuar, hay otra convocatoria para traspuntes y utileros que hasta 2009 se hacía mediante un sistema que tomaba en cuenta la experiencia en Vendimia, formación, permanencia y vigencia en la actividad artística e intervenciones en promociones socioculturales con el arte. Pero de todo aquello no quedó nada”.

Prometen otorgar dos entradas por artista 
Las posibilidades de coincidir en algún punto respecto de la materia salarial son mínimas. Y ante la inexistencia de un marco formal, el Estado vuelve a determinar el mecanismo para pagarles a los artistas que hacen Vendimia.

“La suma que establecemos es lo que podemos pagar. Significa 29% más que en 2012. Por otra parte, esto no implica que nos cerramos al diálogo. Vamos a seguir discutiendo porque hay otras cuestiones por definir”, dijo en tono conciliador Ricardo Morales.

El funcionario contó que ya se trabaja en la incorporación de colectivos para que en la semana de ensayo en el teatro griego Frank Romero Day puedan trasladarse no sólo los que viven en el Gran Mendoza sino los del Este, Valle de Uco, Lavalle, mientras que los que vengan del Sur podrán alojarse en la Escuela Hogar Eva Perón.

Las entradas para quienes actúan es otro tema que divide las aguas. “No es una obligación del Estado, sino un gesto para con los que participan. Seguramente se seguirá lo dispuesto en la anterior edición y se otorgarán dos por cada persona”, sumó Morales.

Respecto de la comida para quienes participen en el ensayo general, aún no se contrató ningún servicio, porque, como esgrimen desde Cultura, “buscamos algo diferente, de calidad”.

 

Fuente: Diario Uno

Participa

Comparte o comenta el arículo