Entrevista a Alejandro Grigor: “Esta Vendimia voy a romper mi propio molde”

Entrevista a Alejandro Grigor: “Esta Vendimia voy a romper mi propio molde”

Por 18/12/2013 3:26

Anuncios

Después de haber cosechado críticas y elogios en 2012 con “Te miro, Vendimia de colores”, Alejandro Grigor tendrá el honor de dirigir su segunda Fiesta en 2014 y para eso ya comenzó a trabajar junto al nutrido grupo de especialistas que lo acompañan.

A pesar de que habla de respetar el “formato vendimial”, el responsable de “Sinfonía iluminada de gloria” pondrá mucho en juego con apuestas innovadoras y con la presencia de un leit motiv que envuelve al guión, la música, la puesta en escena y hasta los cerros. “Voy a romper mi propio molde”, adelanta y plantea su Fiesta como si fuera una película.

Se lo ve contento, habla con los músicos, con el encargado de la escenografía y con todo el que pase cerca. Parece ser de esas personas que no suelen delegar tareas, que no dejan nada librado al azar, aunque siempre con una sonrisa y una broma para enfriar lógicos calores.

Es que la apuesta es grande, muchos quedaron con gusto a poco en su primera incursión como director en 2012; para otros fue una de esas Vendimias que marcan cambios y tendencias.

-¿Vas a romper el molde de la Vendimia?

-No creo que vaya a romper el molde de la Vendimia, pero sí voy a romper mi molde. El tiempo avanza y los encargados de dirigir la Fiesta nos tenemos que ir modernizando, claro que sin perder de vista el género vendimial. Pero las apuestas planteadas por todo el equipo (hablo entre otros detalles de lo que será el 100% de la música en vivo y lo de la idea de la música como ‘banda sonora de una película’), es plantear algo nuevo.

-¿Cómo será “Sinfonía iluminada de gloria”?

-El título deja entrever lo que vamos a plantear en el escenario. Habrá un personaje omnisciente que todo lo ve y todo lo siente, pero el público no lo verá. Es decir que no hablamos de un actor o una actriz. Simplemente estará representada durante todo el desarrollo de la Fiesta y se tratará de una mujer.

Después te puedo decir que la Fiesta está armada desde el guión y una puesta en escena no predecible, atemporal. Está escrito cuidando las obviedades y con la idea de crear una expectativa, una luz encendida que va a acompañarnos durante toda la noche.

-Al parecer la música cobrará más importancia que en otras Fiestas. ¿Es así?

-Sí, ese leit motiv que planteamos nace desde lo musical y desde allí se desplegará por todos los aspectos. Será como la banda sonora de una película. Además hay una sorpresa grande relacionada a cantantes solistas, alguno de talla nacional.

-¿Ya se sabe quién será?

-No lo podemos anunciar. Esto es una ‘primicia’, pero por cuestiones contractuales no vamos a anticipar más que eso.

-¿Cómo te imaginás al público recibiendo tu propuesta?

-Si bien hemos ideado todo lo que una Vendimia y su género deben contener, apuntamos a que sea una propuesta integradora con el público. Sin dudas serán parte de la fiesta junto a los artistas, la música y los efectos especiales.

Si tuviera que elegir un color sería el rojo, no sólo por la pasión, sino también por las distintas sensaciones que da el rojo y sus matices. Una de ellas será la emoción en ciertos pasajes, pero también hemos propuesto que la gente llegue a la reflexión, la alegría, el festejo y la introspección.

-Te gusta explicar todo con colores…

-(Risas) Sí, incluso voy a ir más allá, porque hay más colores. El azul será toda la línea argumental que tendrá sobre todo el tema San Martín y sus 200 años y los 100 años del Cerro de la Gloria.

-¿Y los cerros?

-Van a tener un tratamiento y un lugar preponderante en cuanto a cómo se van a usar. Tanto por los efectos especiales, como lo que van a realizar los artistas en su fusión con el escenario mayor. Lo hemos pensado como que el público va a mirar para todos lados. Es decir, apreciar todo lo que será el Teatro Griego y los cerros.

-¿Cómo has planteado los efectos especiales?

-En ese aspecto las cajas lumínicas van a cumplir tres roles: primero como lo que son, pero también como efectos tecnológicos vanguardistas, algo que nunca se usó antes y que no tiene que ver con el mapping.

-¿Cómo se está acoplando todo el equipo de trabajo?

-Desde la conformación del staff pensamos en ciertos recambios. Pretendí formar un equipo con gente experimentada, pero también hemos sumado muchos jóvenes exitosos; lo digo por el escenógrafo, el director de actores, el coreógrafo general y el de contemporáneo.

-Entonces vas a romper el molde…

-Insisto: el mío seguro que sí (risas).

 

Fuente: Diario Los Andes