La marcha de la Vendimia sonará al ritmo del malambo

La marcha de la Vendimia sonará al ritmo del malambo

Por 27/01/2013 1:29

Suenan las voces acompañadas de violines, guitarras, un piano, dos baterías, un charango, clarinetes, un oboe, un bandoneón -entre otros instrumentos-, mientras el director musical Mario Galván marca, corrige, aprueba y sonríe en un ambiente distendido y amistoso pero de marcado profesionalismo.

Todo sucede en la sala roja del Espacio Cultural Julio Le Parc donde desde el 7 de enero se reúnen a ensayar los 40 músicos que interpretarán el amplio repertorio de “Teatro de Piedra y Vino” el próximo 2 de marzo.

Entre las canciones de la lista -que son incontables hasta para el mismo director- hay una que se destaca por ser la más esperada por los mendocinos. Se trata del “Canto a Mendoza”, más conocida como la marcha de la Vendimia que este año tendrá ritmo de malambo.
“En realidad no nos propusimos hacer una nueva versión porque el guión no lo pedía pero quedó en tiempo de malambo enlazada con Canción con todos y el himno nacional”, adelantó Galván.

La misma sonará en el final del espectáculo y según el director será “un cierre fuerte con todos los hombres zapateando”.

Otros clásico de la fiesta como lo es Virgen de la Carrodilla, también tendrá su condimento distintivo al contar con la voz de Fenicia Pepa Cangemi, madre de Verónica Cangemi, soprano reconocida internacionalmente: “Es un homenaje porque la Pepa es sobrina de Hilario Cuadros, compositor de la canción” contó quien pretende rendirle homenaje a ella, al tema y a la familia.

Para sumarse  a este combo, “Tonada de Otoño”  tendrá su toque especial con arreglos musicales de  su autor musical, Damián Sánchez. La misma acompañará un llamativo cuadro que involucra grandes hojas danzantes.

La versión de la canción Latinoamérica de Calle 13, que tocarán los músicos, merece un párrafo aparte. Ya que para el tema, sus cinco cantantes (Patricia Cangemi, Sandra Amaya, Marcelino Azaguate, Sebastián Garay y Leandro Lacerna) contaron con el asesoramiento de Guillermo Troncoso, director de actores de la fiesta, y consiguieron un interpretación fuerte y sentida que eriza la piel de todo aquel que la escucha.

“Ha sido un reto hacer Latinoamérica porque es un tema muy logrado por Calle 13  y que tiene una parte de rapeado”, remarcó Galván.

Otros artistas que también le pondrán su voz al espectáculo serán Goy Ogalde (ex Karamelo Santo), el dúo folclórico Los Chimeno, Pío Amaya, Babi Ábrego y Gabriela Fernández.

“Tenemos colores de voz muy lindos y muy diversos en sus estilos”, destacó el responsable.

Mitad original

Un elemento distintivo de esta edición de Vendimia es que al ampliarse la convocatoria de músicos – de 15 que solían ser pasaron a 40- más del 70 por ciento de las canciones que sonarán serán en vivo.

Pero además habrá aproximadamente un 50 por ciento de música original: “Casi la mitad es original entre canciones, nexos y fondos musicales inéditos”, precisó el director.
De este total hay partes que son del mismo Galván, otras de Leandro Lacerna y de Sandra Amaya.

“Mí tema tiene un aire de tonada pero más clásico y se utilizará para la escena de los pájaros”, señaló haciendo referencia a un cuadro donde los bailarines lucirán tutús especialmente diseñados para ellos.

Raúl Reynoso, quien realizó arreglos y Mariana Sánchez, asistente de dirección, completan el  multidisciplinario equipo.

Un abanico interminable

Desde un tonada tradicional, canciones más clásicas, hasta más roqueras, componen el abanico de estilo musicales que sonarán en el Frank Romero Day.

Pero lo que más se destacará será el folclore y la música latinoamericana.

“Habrá música cubana, cumbia colombiana, carnavalito, zamba, tango, una polca en vivo, entre otros”, intentó sintetizar Galván.

Por esto y por la responsabilidad que conlleva conducir una parte esencial de la fiesta de la Vendimia, para él este trabajo ha sido un “desafío grandísimo”.

“El formato Vendimia te exige versatilidad y no es sólo dirigir a los músicos, sino interpretar a la directora y a los coreógrafos”, reflexionó a la vez que remarcó la excelente relación que lo une con Vilma Rúpolo, directora de la fiesta y con Enzo De Lucca, director coreográfico.

 

Fuente: Diario Los Andes

Participa

Comparte o comenta el arículo