Ornella Turello fue elegida como nueva reina de la Vendimia de Luján

Ornella Turello fue elegida como nueva reina de la Vendimia de Luján

Por 05/02/2012 12:33

Anuncios

Ornella Turello es la nueva representante de Luján de Cuyo y asipará a la corona vendimial de la provincia en el Acto Central. La soberana, de 19 años, es de Vistalba y ganó con 42 votos. La virreina, también de 19 años, es de Mayor Drummond y su nombre es Mariel Martín Ivars, quién recibió 35 votos.

El intendente Carlos López Puelles dijo presente junto al ministro de Desarrollo Social Guillermo Elizalde, el ministro de Seguridad Carlos Aranda y Javier Espina, ministro de Turismo. Entre los funcionarios de la primera fila se encontraba también el ex gobernador Celso Jaque.

La dirección de la fiesta corrió por cuenta del experimentado Pedro Marabini, y los actores son coordinados por Beto Dicesare y Hernán Cruz. Además, la periodista de la sección de Sociales de MDZ, Muriel del Barco, condujo el espectáculo junto a Adrián Vera -director de prensa del municipio-.

Un explosivo malambo dio inicio al espectáculo, enmarcado en una escenografía de globos de plástico con inscripciones que rezaban los clásicos valores: amor, fe, sueños, amistad. La pantalla LED del escenario, en forma de semicírculo, proyectaba imágenes abstractas que asimilaban acuarelas, y mutaban entre colores tierra y tonalidades frías, en clara representación de la vitalidad del agua y la fertilidad del suelo mendocino.

Un narrador omnisciente se preguntó retóricamente, entre movimientos abstractos de un cuerpo de bailarines, “¿Qué misión traen las palabras?” y contestó: “Apartar al hombre de la ignorancia y miseria en la que ha nacido”. La narración presentó así, palabras clásicas de la vendimia, fusionadas con la música en vivo de los artistas. La respuesta final emanó sin vacilar: “El hombre es la palabra”.

Un carnavalito recibió a bailarines con carteles, que no dictaban palabras, sino que exponían al fruto de la vid. La voz de Mariela Contreras, ex Simpecao, impuso el relato, mientras le cantaba en vivo al “nuevo vino”, la nueva cosecha que trae vida a la Vendimia.

Un tributo al pintor impresionista Fernando Fader, lujanino por adopción, expuso sus obras en las pantallas y culminó con la irrupción del petróleo en el escenario, “oscura esperanza del suelo lujanino”.

El chamamé fue el siguiente en irrumpir en escena, para dar lugar al dúo Orozco-Barrientos, quiénes interpretaron las clásicas cuecas, mientras los bailarines en pareja agitaban pañuelos blancos.

La muerte de la vid, por las inclemencias del tiempo, trae el lamento del trabajador: “Anoche llore de impotencia, y no será la única vez que esto mismo me suceda….uno de bruto nomás siempre a la viña se apega…Patrón, toda la viña esta muerta”. La esperanza renace con la aparición de la Virgen de la Carrodilla, recibida de pie por todo el público. Las palabras le rezaban, le imploraban: “Celeste señora de los viñedos, todo se vuelve plegaria, que no venga el granizo para matarnos las parras”.

Los espectadores de pie y con la emoción a flor de piel aplaudieron una enérgica y culminante “Marcha de San Lorenzo”, mientras el narrador finalizaba con acérrima convicción: “Despierta hombre y escucha la palabra, que no hay canto más hermoso que el amor a tu propia patria”.

Fuente: MDZol.com

Participa

Comparte o comenta el arículo