Polémica en Rivadavia entre la reina electa y su corte

Polémica en Rivadavia entre la reina electa y su corte

Por 10/02/2015 14:47

Anuncios

Hace dos semanas, Mélani Florencia Álvarez fue elegida Reina de Rivadavia 2015 en la fiesta “Destellos de un vino nuevo”. En aquel momento varias de sus compañeras (y competidoras por el trono) no recibieron bien la noticia y su malestar persiste hasta hoy, cuando integran la corte de la soberana departamental.

Mélani llegó a la corona como representante de Santa María de Oro. Con un total de 39 votos superó por 3 a María Agustina Arancibia, de Medrano. Ni bien fue coronada la soberana empezó a escucharse desde el público la palabra “injusticia” entre gritos y abucheos. Y ese descontento se ha acrecentado con el correr de los días. Tanto que familiares, amigos y vecinos de las candidatas “perdedoras” iniciaron por las redes sociales una lucha virtual contra de la reina rivadaviense, ya que -aseguran- hubo irregularidades en su elección. Desde la Municipalidad, sin embargo, afirman que mantendrán el resultado surgido del voto popular.

“La elección la hace la gente. Se sortean los últimos números del DNI, ocho pares de cifras”, explicó Miriam Arboit, vocera de la comuna. Según comentó a Los Andes, no votó ningún funcionario salvo que por azar haya coincidido con uno de los números.

La noche del festejo se sortearon ocho terminaciones de documentos: 36, 70, 59, 22, 48, 47, 66, 50. Cerca de la medianoche, cualquier persona presente con esos números podía acceder a la votación y, tras la comprobación de una escribana, se le entregaba un papel para emitir el voto.

En este sentido, es bueno aclarar que las candidatas que más “hinchada” llevaran tendrían una mayor posibilidad numérica de ganar. Mientras más fueran, más posible era que a alguno le tocara un votante entre el público.

Este sistema se utliza desde hace años en Rivadavia, aunque también hubo críticas por parte de las candidatas en 2014. Según explicó Arboit, este año se diferenció en que con los padres se decidió que el límite fuera de 200 votos.

Las acusaciones

Antonella Dorigutti, representante de la Ciudad de Rivadavia, habló ayer por radio Nihuil sobre su inconformidad. Según dijo, no se trata de que votaran funcionarios. “Hubo otras cosas, como comentarios de compra de votos, de que traían gente de otros lugares, de que no se hicieron bien las cosas”, afirmó.

El intendente Ricardo Mansur sostuvo luego también por esa emisora que confiaba en los rivadavienses y que “nadie votará por alguien porque una persona le indique por quién votar”. Justamente, una de las denuncias más difundidas es que personas presionaban a otras en las filas de votación para elegir a su candidata.

Por su parte, Dorigutti comentó que las maltrataron por hacer comentarios negativos sobre la soberana electa y que si no cambiaban tendrían consecuencias. “A nosotras esto nos dolió muchísimo, y no seré falsa con ella”, sostuvo. De todas formas, por el momento las reinas de la corte participarían de los actos protocolares.

Otra de las intrigas es que la familia de Mélanie es del PJ y está vinculada al gobierno provincial. Respecto a eso, el intendente radical aclaró: “Los papás son conocidos militantes de otro partido que no es el mío, pero es mi responsabilidad, tengo que ayudarla para que cumpla con todos los requisitos y puedan explicarle a todos los argentinos que vienen a la Vendimia qué es Rivadavia”. Y para darle un corte a la polémica, Mansur aseguró: “Ya sabemos cómo es: cuando no se coincide con la reina siempre hay una queja”.

 

Fuente: Diario Los Andes

Participa

Comparte o comenta el arículo