El oasis que late vibró en el Frank Romero Day

El oasis que late vibró en el Frank Romero Day

Por 07/03/2015 21:24

Anuncios

Title Vendimia 2015

Después de las 22 horas inició el espectáculo central de La Fiesta Nacional de la Vendimia denominado “Postales de un oasis que late”. Esta celebración de alcance internacional que enorgullece a los mendocinos está transitando sus 79 años de historia y la disfrutan cada año millones de personas en todo el mundo.

Toda la programación del Ciclo Verano Vendimia que culmina con el Acto Central y las repeticiones es organizada por el Ministerio de Cultura del Gobierno de Mendoza.

La puesta en escena hizo vibrar el Teatro Griego:

“La inspiración disparadora de nuestra propuesta artística “Postales de un Oasis que Late”; surge del concepto filosófico de que todo en el universo está supeditado a una transición constante, a un transmutar permanente de las cosas que se producen de manera simultánea como fenómeno, y la naturaleza es un gran ejemplo de ello. Para que algo se transforme siempre existe detrás una secuencia de situaciones previas”, destacan sus hacedores.

La Coordinación General del espectáculo estuvo a cargo de Sonya Sejanovich, a cargo de la dirección. Inicialmente, esta labor iba a cumplirla Marcelo Rosas fallecido recientemente.

El guión pertenece a la escritora Liliana Bodoc.

La escenografía y la Dirección de Arte es responsabilidad de Alejandro Rodríguez, la Dirección Coreográfica General está a cargo de Claudias Sosa y la Producción Ejecutiva de Gustavo Huano.

Es Director Musical Darío Ghisaura.

La música, la protagonistas de la Vendimia:

La dinámica que se establece en la Puesta está estratégicamente diseñada desde los recursos expresivos, tales como impactos sonoros (sonido envolvente), visuales (coreografías, representación actoral, tecnología, iluminación, FX, etc.) y del relato lírico. Se han tenido en cuenta en estos tres aspectos simultáneamente, las texturas, los ritmos, los silencios, los colores, los momentos emotivos, los de fuerza, los que hacen participar y vibrar, los contemplativos, los populares, folklóricos, cada rincón que nos representa en esta fiesta con los ciclos del fluir del día –noche; noche-día.

 

La música en vivo hace sentir la fiesta:

 

Será protagonista: la percusión marcando los tiempos de los tiempos; los ritmos del crecimiento y del progreso, y como el segundero del reloj que marca cada gota que cae de deshielo, cada gota derramada de sudor y la vital recompensa cuando se siente el descorche de algún vino compartido. Transcurrir en las metáforas de los redobles con melodías suavizantes nos ayuda a comprender la exactitud de estas sincronías de la cultura y los paisajes vendimiales.

 

Finalmente la historia que conjugará las diferentes etapas del proceso de fabricación del vino con las que atraviesan los seres humanos a lo largo de su existencia.

Fueron doce los cuadros que formaron el espectáculo, consecuentemente con los meses. Esto se debe a que “hay momentos del año que tienen que ver con los procesos propios de la elaboración del vino”.

Participa

Comparte o comenta el arículo