Proponen que se deje de usar la palabra “reina” en concursos

Proponen que se deje de usar la palabra “reina” en concursos

Por 01/09/2015 11:03

Un proyecto de la diputada nacional Gloria Bidegian, del Frente para la Victoria (FpV), propone que las reinas, princesas y miss que se eligen en los concursos de belleza pasen a denominarse “representantes”.

La iniciativa, que tiene como objeto terminar con la cosificación y la violencia simbólica hacia las mujeres, obtuvo dictamen favorable en la Comisión de Cultura y ahora pasará a la de Familia. Si consigue un nuevo aval, se trataría en el recinto.

La difusión de la propuesta generó cierto revuelo en la provincia, ya que en la Fiesta Nacional de la Vendimia se elige, precisamente, a una reina y una virreina. Aunque nadie cuestiona que el rol de la elegida es, precisamente, representar a la “industria madre mendocina” y a Mendoza en el país y el mundo, las opiniones sobre este posible cambio de denominación difieren.

El ministro de Turismo, Javier Espina, resaltó que se trata de una tradición cultural y que la soberana participa en ferias y presentaciones como representante de la fiesta, del vino y de Mendoza. La actual Reina Nacional de la Vendimia, Rocío Tonini Valdivia, también defendió el reinado en un comentario que publicó en Facebook.

En cambio, Wanda Kaliciñsky, quien portó la corona en 2012, fue más cauta. Por una parte, reconoció que el lenguaje no es neutro, sino que expresa el modo de pensar de una sociedad, y que la función de la elegida no va a modificarse por el modo en que se la denomine.

Pero Kaliciñsky consideró que la palabra “reina” es algo secundario en el contexto actual, en que la violencia hacia las mujeres atraviesa todos los sectores sociales, y son asesinadas tanto en un barrio vulnerable como en un country.

Para ella, más allá de cambiar el lenguaje que se utiliza en los concursos de belleza se debería profundizar en educación y los proyectos legislativos tendrían que considerar aspectos más significativos de la problemática. Asimismo, opinó que con el cambio del reglamento de elección de la Reina Nacional, que se aplicará en 2016, se avanzó en la inclusión.

En febrero de este año se aprobó una nueva normativa que fija los requisitos que debe cumplir una mujer para poder postularse como aspirante a la corona nacional. Para la próxima fiesta, podrá presentarse cualquier persona con DNI femenino (lo que habilita a transexuales); sin importar la altura ni la edad -sí deberá ser mayor de 18 años-; y el casamiento o el embarazo no serán causal, como hasta ahora, de que deba abandonar su mandato.

Estos lineamientos fueron establecidos en la ley provincial 8.740, y el autor del proyecto fue el entonces diputado (hoy senador) Gustavo Arenas.
Bidegian, la impulsora de la propuesta que hoy se discute en Nación, explicó que la agresión hacia las mujeres no empieza con el crimen, sino con la cosificación y la violencia simbólica, y que por eso es necesario propiciar cambios culturales.

Al parecer, además de acabar con el lenguaje monárquico, apunta a que también se dejen de utilizar las coronas, cetros y bandas de reinas. Pero la legisladora nacional aclaró que no busca prohibir estas fiestas populares sino regularlas, como también a los concursos de belleza comerciales.

El texto fija que sólo podrán inscribirse mayores de 18 años; que no serán condicionantes ni motivo de exclusión el estado civil o el embarazo; que deberá evitarse la difusión de la edad, altura, peso, como cualquier otra característica corporal de las participantes (tampoco deberán fijarse como parámetros de selección); que podrán participar personas con discapacidad; y que deberá respetarse el género auto percibido de la postulante.

Karina Ferraris, titular de la Cátedra de Diversidad, Inclusión y Perspectiva de Género (Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, de la UNCuyo), opinó que es positivo que se abandonen los títulos nobiliarios porque están obsoletos.

Pero subrayó que con esto se esquiva el problema de fondo, que es el sostenimiento de los estereotipos de los concursos de belleza y la competencia entre mujeres, que son elegidas por un atributo superficial y desde una estética discriminatoria. Y recordó que el presidente de Ecuador, Rafael Correa, prohibió estos certámenes en los colegios públicos.

 

Rocío Tonini, reina 2015, opinó en Facebook

La primera Fiesta Nacional de la Vendimia fue en 1936 y cuando fue coronada Delia Larrive Escudero se le concedieron los atributos nacionales (corona, capa, cetro y banda). Esto ha perdurado en el tiempo y así tiene que seguir. Siendo la Reina Nacional de la Vendimia actual, opino que debo defender esta tradición mendocina, además de ser la embajadora del vino, de Mendoza y de todo un pueblo.

Creo que hay que seguir dándole valor a lo que representa la figura de la reina y sus atributos. Siempre respetando a la mujer, sin importar su edad, altura, peso o cualquier otra característica corporal.

Sí estoy de acuerdo con la propuesta que incluye la posibilidad de participación en los concursos de personas con discapacidad, como también de respetar el género auto percibido de quienes se postulan. Respeto cada opinión y pensamiento, pero este es el mío y estoy muy firme. Sólo quiero que no se pierda la tradición que nos identifica como pueblo mendocino. ¡Salud!

 

 

 

Fuentehttp://www.losandes.com.ar 

Participa

Comparte o comenta el arículo